Cuando yo adoro: Soy bienaventurado

Juan Calvino escribió acerca de los Salmos: “La variedad y resplandeciente riqueza que están contenidos en este tesoro no es fácil de expresar en palabras…”. Definitivamente es un libro especial y único. Dios permitió que este libro quedara en la mitad de la Biblia para recordarnos de la importancia de la alabanza y la adoración. El nombre ‘Salmos’ viene de la palabra griega ‘psalmos’, que es una traducción de la palabra Hebrea ‘mizmor’ (una palabra relacionada con un verbo que significa ‘tocar instrumentos de cuerda’. La palabra Hebrea para el libro es ‘tehillim’ (alabanzas), que también esta relacionada con la palabra ‘aleluya’ (adorar a Jehova).* Desde los diferentes puntos en que analicemos el libro de los Salmos podemos entender que su mensaje principal es que aprendamos a adorar a Dios.

David, uno de los principales escritores del libro de Salmos, escribió en el Salmo 1: “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová esta su delicia, y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas que da su fruto a su tiempo y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará” Salmos 1:1-3 RVR1960

Cuando tu adoras eres una persona bienaventurada. Encontramos en estos primeros versos 1dos principios para entrar en adoración a Dios.

1. La adoración comienza conociendo a Dios a través de su palabra.

“En la ley de Jehová esta su delicia” vs. 2a ¿Que tanto tiempo estas dedicando a tener contacto con las escrituras? recuerda que “…de la abundancia del corazón habla la boca.” Mateo 12:34. Si tu corazón esta lleno de la palabra de Dios, será fácil para ti que en cada situación tus palabras sean de alabanza sin importar las circunstancias. Para nosotros no debe ser una carga estudiar Su palabra, sino todo lo contrario el motivo de la mayor alegría.

2. Quien tenga el control de nuestros pensamientos tendrá el control de nuestro futuro.

“En su ley medita de día y de noche”. Que importante es que sea Dios y Su palabra quien tenga el control de nuestra mente y corazón. Cuantas veces meditamos únicamente en los problemas, desafíos o tareas que tenemos. Por esta razón para muchas personas el entrar en la adoración es verdaderamente un desafío pues los pensamientos no les permiten llegar a la presencia de Dios. Recuerda hoy que debes meditar en Dios y en su palabra de dia y de noche. Que lo último que medites no sea en las noticias o las redes sociales, sino que lo ultimo que medites sea la palabra de Dios. “Por los demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay una virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” Filipenses 4:8 RVR1960

“Dios bendice a quienes aman su palabra y alegres la estudian día y noche. 3 Son como árboles sembrados junto a los arroyos: llegado el momento, dan mucho fruto y no se marchitan sus hojas. ¡Todo lo que hacen les sale bien!” Salmos 1:2-3 TLA

Como resultado de adorar a Dios de corazón serás como ese árbol plantado junto al rio. Estarás en el lugar correcto, tus raíces serán afirmadas, tu futuro estará plantado en la palabra de Dios y en sus promesas que traerán vida y crecimiento espiritual. Este es el tiempo que Dios ha escogido para que des mucho fruto y vas a declarar así como lo escribió el salmista David: “todo lo que haga prosperará”.

Julian Gamba

* Knowing the Bible. Psalms, a twelve week study. Douglas Sean O’Donnell, J. I. Packer, Dane C. 1
Ortlund. Crossway 2014. Pag. 11

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search