Salir de lo ordinario para ser parte de lo extraordinario

Daniel 1:8
“Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse.”

ALGO EN QUE PENSAR

Miremos por un momento el contexto en el que encontramos a Daniel: no estaba disfrutando de la tierra prometida, ni tampoco era un momento de gloria y bendición para su nación; al contrario, lo vemos siendo llevado cautivo a otra nación, a Babilonia. No lo encontramos viviendo en libertad: estaba en una nación que no conocía, una lengua extraña, donde debía aprender y adaptarse a la nueva cultura de ese pueblo pagano. Es evidente que el joven Daniel tenía todas las circunstancias en su contra, pero aún así determinó en su corazón ser diferente y no contaminarse con nada de lo que sabía que lo llevaría a contristar a Dios. No era fácil ser diferente en esas circunstancias, no era fácil mantener su integridad en esa situación, y con certeza, no era fácil ser encontrado 10 veces más como dice el libro de Daniel 1:20.

El conocido príncipe de los predicadores, Charles Spurgeon, dice sobre Daniel: “El mundo como Nabucodonosor, espera que nosotros sigamos sus normas y obedezcamos sus reglas. El dios de este mundo es el diablo, y él demanda completa obediencia. El pecado en cierta forma es esa imagen que Satanás levanta y demanda que sirvamos. Si queremos ser verdaderos cristianos y queremos desechar las cadenas del mundo que servimos, debemos estar dispuestos a soportar todas las consecuencias en vez de adorar el ídolo del momento” (Comentario de la Biblia de Spurgeon).

DESARROLLO

1. SOMOS LIBRES, NO ESCLAVOS

Dios demanda de nosotros que estemos en un continuo auto examen de nuestra propia vida y que podamos evaluar la manera como hemos estado viviendo hasta el día de hoy. ¿Estamos viviendo como todos los demás? ¿Estamos viviendo como cautivos de una sociedad pecadora? ¿O estamos viviendo como libres en una sociedad cautiva? Daniel vivió como un joven libre en medio de un pueblo pecador y esclavizado al rey del momento.
En este mes de Julio hemos determinado que veremos respuestas sobrenaturales de parte de Dios y que nuestra oración será escuchada, pero para esto es importante que no tengamos argumentos en contra y que podamos vivir una vida que agrade 100% a Dios. ¿Será que hay cadenas que te han atado por años? ¿Hay ídolos (pecados) a los cuales te has rendido y ahora sientes que has sido completamente dominado por ellos? Cuando David se auto-examinó fue que pudo ver su pecado como Dios lo veía y fue en ese momento que pudo decir: “Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado. Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño.” (Salmos 32:1-2). Es tiempo de experimentar una libertad verdadera y que todo espíritu que había estado arraigado o subyugado a tu vida, puedas dejarlo en la cruz del Calvario y así camines en la plenitud de la libertad que Cristo ya conquistó por nosotros.

2. UNA VIDA RENDIDA

Daniel 1:12
“Te ruego que hagas la prueba con tus siervos por diez días, y nos den legumbres a comer, y agua a beber.”

Daniel vivía en una sociedad donde todos veían “normal” comer los alimentos sacrificados a dioses paganos; sin embargo, Daniel no se dejó engañar. En nuestra sociedad y generación es muy fácil caer en la trampa del enemigo y ceder a la corriente de este mundo, pero gracias a Dios y al poder de la Sangre de Jesús hemo sido libres de todo engaño.
Daniel y sus amigos evidentemente tenían una vida rendida a Dios y por eso siempre estaban dispuesto a hacer Su voluntad. Al determinar en su corazón solamente alimentarse con legumbres y agua, era una manera de dar un mensaje claro: “no nos vamos a dejar seducir por la abundancia y los bienes del palacio del rey; no vamos a vender nuestros principios espirituales y no nos inclinaremos ante la voluntad de un hombre”. Era un mensaje contundente de que no estaban aferrados a nada material, sino por el contrario, estaban buscando siempre obedecer y agradar a Dios en todo.
Así como estos jóvenes, debemos poner nuestra vida ante el altar a diario, rendir nuestra voluntad y tomar el camino estrecho, no el camino ancho, que es el de las comodidades, el de las pequeñas indiscreciones y el orgullo. Recordemos lo que dice la Palabra: “El sacrificio que te agrada es un espíritu quebrantado; tú, oh Dios, no desprecias al corazón quebrantado y arrepentido.” (Salmo 51:17).
¡Que nuestra vida siempre esté en la disposición voluntaria de humillarse y rendirse!

3. UN ESPÍRITU SUPERIOR

Daniel 1:19-20
“19 Y el rey habló con ellos, y no fueron hallados entre todos ellos otros como Daniel, Ananías, Misael y Azarías; así, pues, estuvieron delante del rey. 20 En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino.”

Tal vez te has preguntado: “Señor, hay un plan extraordinario para mi? Si tal vez yo soy una persona normal, no hay nada especial en mi”; pero Dios es experto en llamar a personas ordinarias, del común, para hacer en ellos y a través de ellos cosas extraordinarias. Daniel y sus amigos eran los jóvenes más diestros, inteligentes y llenos de gracia que habían en medio de toda una generación, pero todo debido a la gracia y el favor que Dios depositó en ellos. Al Señor le place glorificarse en alguien que esté dispuesto a mostrar Su gloria a otros. ¡Ese eres tú! Una persona que Dios quiere usar para grandes propósitos y sobre la cual derramará ese espíritu superior y esa capacidad de ser diez veces más en todas las áreas de tu vida.

ORACIÓN Y MINISTRACIÓN

  • Antes de comenzar, guíalos a buscar en sus Biblias el Salmo 51, que es ese texto donde el salmista David expresa sus palabras de arrepentimiento. Deja que en los siguientes 5 minutos puedan leer con atención (de manera individual) todo el capítulo.
  • Que cada uno pueda reflexionar en esta palabra y pueda identificar aquellos ídolos, pecados, maldiciones, argumentos o cosas que hayan contristado al Espíritu Santo en sus vidas.
  • Es importante que cada uno busque un espacio aparte en el lugar donde están reunidos, y de rodillas puedan buscar tener ese corazón de arrepentimiento, donde puedan visualizar la cruz del Calvario y por medio de la confesión, lleven todo esto allí a los pies de Jesús.
  • Al identificar cada argumento, apliquen la Sangre de Jesús que brotó de Su frente en el Getsemaní, y declaren que solo una gota de esa sangre preciosa es suficiente para poner un nuevo corazón, donde no haya lugar al “yo” y al querer hacer su propia voluntad, sino que les sea dado un corazón que solo esté dispuesto a hacer la voluntad de Dios en todo.
  • Declara sobre cada asistente que ellos son herederos de la gracia y el favor de Dios, y que a partir de ahora salen de lo ordinario para entrar en lo extraordinario de Dios, teniendo un espíritu superior así como lo tuvo Daniel y sus amigos.
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search