Hace un par de semanas vi la película Unplanned, basada en la vida de Abby Johnson, una mujer que a sus 20 años decidió hacerse voluntaria de la organización abortista más representativa en Estados Unidos Planned Parenthood. Realmente fui muy tocada por el mensaje de esta película y de cómo Dios ama la vida.

Aunque Abby nació en un hogar cristiano y sabía que el aborto no era algo correcto ante los ojos de Dios, un año antes de conocer Planned Parenthood, Abby ya había abortado. Escondió ese aborto y otro posterior antes de casarse. Estando como voluntaria, fue contratada en muchas prácticas y esto hizo que su carrera fuera en ascenso hasta llegar a convertirse en la directora de este centro.

Pero algo sucedió después de 8 años de estar ahí. Durante un procedimiento, le pidieron que ayudara sujetando la sonda de la ecografía durante el aborto de un bebé de 13 semanas que se encontraba luchando por su vida. Esto la quebró y ahí fue donde buscó ayuda en la organización “40 días por la Vida” quienes la acogieron con brazos abiertos, la ayudaron a restaurarse, a encontrar un empleo y a buscar un abogado contra la demanda que Planned Parenthood le instauró.

Finalmente Abby salió victoriosa del proceso. Luego de esto, fundó “And Then There Were None” un ministerio diseñado para ayudar a los trabajadores de clínicas de aborto que quieren salirse de esta industria.

Abby junto a su esposo hoy tienen 7 hijos.

Mira lo que dice David acerca de cómo Dios estuvo con nosotros “Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.” (Salmo 139:16 NVI) El interés de Dios por la vida empieza desde la concepción. La madre puede hacer lo que desee con su cuerpo, pero Dios ve a otra persona en el vientre.

En esta película una de las cosas que me llamó la atención fue cómo el personal de estos centros se refieren al bebé como un “feto”. Además, aunque la ley les exige realizar una ecografía a las mujeres, ellos no les permiten escuchar el latido del corazón, porque saben que cuando hay un latido, hay una vida.

DIOS TE AMA

No pienses que estás aquí en este lugar por accidente. Cada día de tu vida ha sido escrito por Dios. Este día estaba en Su agenda. “Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos ¡y eso es lo que somos!” (1 Juan 3:1 NTV) Tal vez te preguntes: ¿qué he hecho yo para merecer este amor? ¡Nada! Pero aún así Dios te llama “Mi hijo”

Así es como Dios te ve. Sin importar lo que hayas hecho, sin importar si te sientes digno o no, Él te ve cómo Su hijo. Aunque tus padres te hayan fallado, tu esposo, tu esposa o las personas más allegadas, mira lo que dice Dios “Nunca te fallaré, jamás te abandonaré” (Hebreos 13:5 NTV)

TÚ TIENES UN PROPÓSITO

“Los días más importantes de tu vida son: el día en que naces y el día en que descubres por qué naciste” Mark Twain

Esta siempre ha sido la pregunta del ser humano ¿Cuál es la razón de mi existencia? ¿Qué propósito tengo yo? A finales del año pasado yo me hice la misma pregunta: Señor, ¿Para qué me has llamado Tú? Esto me llevó a tener tiempos de búsqueda en la Biblia, en oración, en libros, en quietud. Después de un tiempo, Dios me confirmó el propósito por el cual Él me había llamado.

Pienso que Dios nunca ha creado nada sin un propósito. Tu propósito empieza con Dios. Vemos ejemplos de estrellas de cine, artistas, grandes empresarios que al final de sus vidas no tienen nada, todo ha sido superficial. “Por medio de Cristo, Dios nos eligió desde un principio, para que fuéramos suyos y recibiéramos todo lo que él había prometido.” (Efesios 1:11 TLA)

“Tú fuiste creado por Dios y para Dios, hasta que entiendas eso, tu vida nunca va a tener sentido” Rick Warren

LA ELECCIÓN CORRECTA

Una vez tuve una conversación con un joven casado y con 3 hijos. Llegó hace 10 años a la iglesia en Bogotá. Después de su conversión, dijo que nunca más estaría en las drogas y esta ya era la cuarta vez que había recaído. ¿Cómo sucede esto? Él volvió a conectarse con lo que representó su pasado y a hablar con viejos “amigos” Fue a raíz de esto que decide aceptar una vez más esas invitaciones que lo llevan a desaparecerse de su casa hasta por 4 días. Aunque él me dice que ama a su esposa y a sus hijos y que no le quiere fallar a Dios, le dije que para ver una verdadera transformación, cambiar de amigos y de hábitos, él debe verse y sentirse como hijo de Dios.

“Rásguense el corazón y no las vestiduras. Vuélvanse al Señor su Dios, porque él es bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor” (Joel 2:13 NVI)

TUS PEQUEÑAS DECISIONES HOY VAN A DETERMINAR TU FUTURO MAÑANA.

La fidelidad demanda esfuerzo y tiempo. El pecado es fácil, no requiere esfuerzo en lo mínimo. La infidelidad tarda un minuto pero destruye familias. Decidirse por la verdad puede que tenga un precio ahora, pero la mentira puede costar toda tu vida. ¿Vas a escoger lo correcto o lo que te conviene?

“Hoy te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal.” (Deuteronomio 30:15 NVI) Sé que Dios te escogió para algo grande, no tomes el camino fácil, escoge el camino de la obediencia, escoge la verdadera vida.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search