Con pala y espada

Nehemías 4:17
“Los que edificaban en el muro, los que acarreaban, y los que cargaban, con una mano trabajaban en la obra, y en la otra tenían la espada.”

ALGO EN QUÉ PENSAR

El pueblo que Nehemías tenía a disposición para levantar los muros que protegían la ciudad de Jerusalén, estaba enfocado en un solo objetivo: edificar y defender su casa, su familia, su trabajo, su heredad y su ciudad.
Tenían en sus manos las herramientas correctas; en una mano trabajaban en la edificación del muro con pala, pero si venía algún enemigo en su contra, con la otra mano sostenían la espada para defenderse, lo cual hace referencia a nivel espiritual a la Palabra, la oración y la confesión de la Sangre. ¿Será que nosotros tenemos la pala en una mano y la espada en la otra para edificar y defender nuestra casa, nuestro trabajo, nuestra sociedad, nuestra nación, nuestra fe?
El pueblo de Israel levantó los muros de la ciudad en 52 días. No sé lo que tengas que edificar y defender, pero haz el mayor esfuerzo para terminarlo.

DESARROLLO

1. EDIFICAR VS. DESTRUIR

Muchos, tristemente, se quejan de todo; nada está bien para ellos y en vez de edificar y defender, destruyen y atacan a los demás.
Se quejan de su casa, aunque tienen una casa; se quejan de su trabajo, aunque tienen empleo. Se quejan de la sociedad o del gobierno, pero no hacen nada que abone a ser una sociedad mejor o a elegir los gobernantes correctos. Se quejan de su nación, pero no son ciudadanos ejemplares; se quejan de la iglesia, pero no se involucran en el servicio.
Hoy estamos frente a decisiones trascendentales y te motivo a que determines edificar y defender tu fe, tu casa, tu familia, tu trabajo, tu sociedad, tu ciudad y tu nación.
El muro está a la mitad, debemos seguir construyendo con entusiasmo hasta tener éxito en lo que iniciamos.
¡Insiste, persiste y no desistas!

2. ESPADA

Verso 16-18
“16 Desde aquel día la mitad de mis siervos trabajaba en la obra, y la otra mitad tenía lanzas, escudos, arcos y corazas; y detrás de ellos estaban los jefes de toda la casa de Judá. 17 Los que edificaban en el muro, los que acarreaban, y los que cargaban, con una mano trabajaban en la obra, y en la otra tenían la espada. 18 Porque los que edificaban, cada uno tenía su espada ceñida a sus lomos, y así edificaban; y el que tocaba la trompeta estaba junto a mí.”

La espada nos habla de un arma de defensa que todo creyente debe usar diariamente: la oración, la confesión de la Sangre de Jesús, la armadura, tiempo de ayunos, noches de oración, etc. Debemos entender que todo se gana en el mundo espiritual.
Desde la subida del alba hasta que salían las estrellas, ellos se dedicaron a la obra con todo lo que tenían, trabajando duro desde esas primeras horas del día, incluso pasando la noche en el lugar de trabajo para proteger en caso de ataque.

Verso 23: “Y ni yo ni mis hermanos, ni mis jóvenes, ni la gente de guardia que me seguía, nos quitamos nuestro vestido; cada uno se desnudaba solamente para bañarse.”
Ellos conservaban sus ropas puestas todo el tiempo porque no querían ser atrapados desprevenidos. Siempre estaban listos para responder al sonido de la trompeta. Eran centinelas de día y de noche; estaban alertas y entendían que no era tiempo de dormir.

3. PALA

El reino de Dios es construido tanto con espada como con pala. Esta última representa acción para hacer el trabajo de edificar y terminar el trabajo.
(Leer versos 19 al 23)

Algunos creyentes usan el pretexto de ser muy “espirituales” y no accionan, olvidando que la Biblia dice: “la fe sin obras es muerta” (Santiago 2:14).

¿Cuáles son tus sueños? Veamos algunos de los más comunes:

● Ver tu familia convertida al Señor.
¿Qué estás haciendo para que ese sueño se cumpla? ¿Estás dando buen testimonio con todo lo que haces y dices?

● Anhelas vivienda propia, empresa, estudio, viaje o carro propio.
¿Qué estás haciendo para lograr esto? ¿Estás ahorrando, planificando para lograrlo o estás dando pasos de fe?

● Quieres salir de todas tus deudas.
¿Qué estás haciendo para lograrlo? ¿Estás minimizando tus gastos, siendo un buen administrador de los recursos?

● Anhelas Servir mejor al Señor.
¿Cuánto tiempo estás invirtiendo en tu vida espiritual? ¿Tienes la disposición de iniciar a ser parte de una célula con constancia?

● Anhelas un mejor gobierno en la ciudad
¿Cuánto te estás esforzando para que se unan más a nuestra causa de construir el futuro?

¡Es tiempo y ocasión para levantarnos y edificar!

DESAFIO

Sabemos que este es el tiempo de reedificar los muros alrededor de Bogotá y por medio de la oración y nuestra acción decretar protección, salvación y restauración. En el transcurso de esta semana, invita a tus amigos, vecinos y aún a aquellos que no conocen todavía a nuestros candidatos para que se unan a este desafío de conquista por Bogotá.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search